Bolas de Billar

¿De qué estan fabricadas las bolas de billar?

Si alguna vez has jugado al billar, puede que te hayas preguntado de qué están hechas las bolas y por qué resisten tantos golpes, rebotando de un lado a otro o cayendo al suelo alguna que otra vez ¡Las bolas de billar fueron el antecedente del plástico!

Un poco de historia

Desde el siglo XVI el juego del billar ha tenido sus variaciones, tanto en las reglas, como en el material de las bolas de billar, pues antes estaban fabricadas de piedra o madera.
Los historiadores no están seguros de cuándo se jugó el primer juego de billar aunque existen escritos que describen un juego en el césped jugado por los nobles franceses en el año 1340 y que era como una especie de mezcla de billar y croquet.

A comienzos de 1700, el juego evolucionaba significativamente, aunque seguía siendo en gran parte un juego de la nobleza francesa y británica. El billar era, en ese momento, un juego de interior que se jugaba en una mesa, usando tacos para lanzar bolas en los huecos de la mesa.

En 1869, los fabricantes de mesas de billar Phelan y Collender ofrecieron $ 10,000 a cualquier persona que pudiera inventar una bola de billar que no fuera de marfil. Este material era caro, llevaba mucho tiempo fabricarlas, y requerían del sacrificio de miles de elefantes (sólo se podrían sacar unas pocas bolas de cada colmillo….).  Este anuncio llamó la atención de John Wesley Hyatt, un inventor de Albany, N.Y. Hyatt mezcló alcanfor con alcohol y nitrocelulosa, moldeándolo en forma esférica bajo una presión extrema. Aunque con este producto Hyatt no consiguió el premio de $ 10,000, su creación se considera uno de los primeros plásticos sintéticos.

El avance de la fabricación

En los años siguientes, se iría refinando las bolas de billar de celuloide, aunque era un mal sustituto del marfil porque no era tan duradero,  ya que la nitrocelulosa no era una sustancia estable y, en algunas ocasiones, las bolas de billar explotaban al golpearlas con fuerza.

En el año 1907, un químico estadounidense Phelan Leo Baekeland inventó una nueva sustancia parecida al plástico llamada baquelita.  Las bolas fabricadas de baquelita eran mucho más duraderas, sencillas de fabricar y no tenían el riesgo de hacer explotar en el juego.  En 1920, la mayoría de las bolas de billar estaban hechas de baquelita.

Hoy en día generalmente están hechas de resinas acrílicas o plásticas un material extremadamente duradero perfecto para bolas de billar, ya que ofrecen un juego de máxima calidad. Las mejores bolas están fabricadas en Bélgica por Saluc y están hechas de resina fenólica.

A continuación podéis ver un vídeo de la evolución en la fabricación de las bolas de billar (en inglés).  Visita nuestra web si deseas comprar un billar online.