futbolín español y futbolín internacional

Diferencias entre el futbolín español y el futbolín internacional

Actualmente, existen fundamentalmente dos tipos el futbolín español y el futbolín internacional. Aunque es cierto que existen otras variantes de futbolín, que se diferencian en la distribución de los jugadores, las dimensiones y los materiales de los jugadores y la bola entre otros, estos dos modelos de juego son los más destacables.

Futbolín español

El modelo de futbolín español está caracterizado por contar con un campo de juego ligeramente curvado hacia el centro de la mesa de futbolín. Las figuras de los jugadores son metálicas, habitualmente de aleación de aluminio u otros materiales, y cuentan con ambas piernas abiertas.

Este modelo de juego de futbolín español tiene sus propias reglas recogidas en la página de la Federación Española de Futbolín, pero en competiciones internacionales no se utilizan los muñecos de dos piernas.

Futbolín internacional

El modelo de futbolín internacional, también denominado fútbol de mesa, se diferencia del español en que la mesa de futbolín utiliza muñecos fabricados en madera o plástico. Además, las piernas de los jugadores de futbolín están juntas o cuentan con una única pierna.

Existen muchas variantes de mesas de futbolín internacional, aunque las más utilizadas en los torneos y campeonatos oficiales de la Federación internacional son el Bonzini de Francia, Fireball de China, Roberto-Sport de Italia, Leonhart de Alemania, Garlando de Italia y Supra de España.

Diferencias y estilos de ambos modelos de juego

Las diferencias que existen entre ambos modelos de juego de futbolín condicionan la dinámica del juego. Es así que surgen distintos estilos de juego con el objetivo de aprovechar al máximo las condiciones de la mesa de futbolín.

En lo que se refiere a las bolas, existen muchas variantes que también intervienen en la dinámica del juego. Podemos encontrar bolas de futbolín de muchos materiales como corcho, plástico, mármol o la baquelita. El material de la bola influirá en la velocidad y el comportamiento de las bolas.

Otra de las principales diferencias entre ambos modelos de juego es la inclinación o el desnivel de la mesa de futbolín. Aunque es habitual que la inclinación sea de 1 grado entre las porterías y el centro del campo, en algunos torneos y ligas este nivel es modificado según la modalidad del juego.

Estrategias de juego en futbolín

Cada juego de futbolín español y futbolín internacional implica y requiere una variedad de estrategias de juego diferentes. En las partidas en las que sólo intervienen 2 jugadores, es habitual encontrar estrategias más agresivas en las que el jugador toma el control de las barras delanteras, acudiendo a la defensa solo en casos puntuales.

La estrategia más equilibrada es aquella que toma la barra defensiva y va cambiando a barra media y delantera según convenga.

La estrategia de juego en mesas de futbolín se ve condicionada por las modalidades de juego, especialmente las de futbolines de 2 piernas:

La modalidad de juego en movimiento no permite que la bola quede retenida en ninguna de las barras, siendo posible que la barra delantera toque la bola sólo una vez. Es una modalidad de juego rápida e intensa, que requiere grandes reflejos y una estrategia bien elegida.

La modalidad de juego en parado o con cambios es la que sí permite retener la bola en la parte delantera. Es decir, permite realizar cambios de bola entre los jugadores hasta que se decide realizar el disparo. Esta modalidad es muy popular en numerosas zonas del territorio español por la capacidad de trucos y jugadas que permite.