Todo lo que necesitas para comprar el taco de billar adecuado

Lo primero que debes determinar es el presupuesto que quieres gastarte para comprar tu taco. En función de tu capacidad económica, podrás elegir tacos con mas o menos prestaciones. En el caso de los principiantes, con un taco que comience en torno los 100 € puede ir bien.

En el caso de que sea el primer taco de billar que compras, debes de pensar el tiempo que llevas jugando al billar y cuál es el objetivo principal por el que quieres comprar tu taco. En el caso de que sea por ejemplo por mero entretenimiento y pasar el rato con tus amigos, servirá con un taco básico, si embargo si tu intención es ir más allá, como competiciones o jugar de forma profesional, el precio de tu taco incrementará considerablemente.

Debes de tener en cuenta que el taco está formado por las siguientes partes:

  • La maza, se corresponde con la parte inferior del taco, la más pesada y gruesa. Que suele tener un diseño colorido y es donde se ubica el agarre
  • La flecha: es la parte contraria la anterior, es decir, la parte superior del taco. Esta parte es mucho más fina y ligera que la maza, ya que su diámetro se va reduciendo hasta llegar a la virola y la suela
  • La rosca: como su propio nombre indica, es la parte que une la fleca y la maza.
  • La virola: es la pequeña pieza normalmente blanca que une la madera de la flecha con la suela.
  • La suela: es una pequeña pieza de cuero muy importante porque es la encargada de contacta con la bola blanca. Su función es transmitir la energía del taco a la bola y agarrarse al máximo a ella.

De estas partes te debes asegurar que la maza sea compatible la flecha. Aunque la flecha es más importante que la maza, conviene que ambas sean compatibles

Cada marco de taco tiene su rosca habitual y conviene tenerlo en cuenta la hora de actualizar el material.

Hazte con un taco que tenga una suela alta y que esta sea media o dura, ya que te será más fácil jugar. Y con respecto a la taquera, es esencia para proteger tu taco, por lo que intenta que se ajuste a las medidas de tu taco, para que no quede demasiado grande o pequeña